Ana Albadalejo Blog » Vivir y dejar vivir

6 noviembre 2018

Vivir y dejar vivir

Este post lo escribí hace un par de semanas, y la verdad es que he estado dudando si publicarlo o no varias veces.  Esto no es personal, creo que es por el bien común. No sé el número de haters que tengo, ni me interesa. Por suerte, no vienen a molestarme a mi casa , en este caso a mis redes sociales, aunque siempre hay alguno suelto. Pero hay a mucha gente a la que sí que van a molestarle y mucho. Ahora con Instagram salen muchas compañeras hablando del ” acoso cibernético que sufren. Y ahora parece que hay una nueva moda de criticar en foros. Bajo mi punto de vista, el modo más cobarde de “meterse” con una persona.
¿ Puede haber algo de más bajeza cultural que hablar mal de otros en un foro ? Nunca he entendido como alguien que no le gusta algo, lo sigue y se estudia su vida. No lo puedo entender. A mí, por supuesto que no me gustan todos los perfiles de Instagram, ni soy afín a todos, al igual que con los blogs. Pero jamás iría a un perfil a molestar. O peor aún, hablar y perder el tiempo hablando mal de otros. ¿En serio algunos pueden malgastar el tiempo en criticar a los demás? Las personas que critican de manera no constructiva, tienen una vida tan sumamente vacía que me da mucha tristeza por ellos. Y como consejo les diría: coged un libro, id a dar un paseo, respirad aire puro, hablad con vuestras amigos de verdad. Id a visitar a vuestros abuelos, tocad a los perritos por la calle, viajad y conoced personas. Nutrirse de un poco de bondad.

Probablemente mostramos una vida que no todos tienen. Viajes, hoteles, restaurantes y regalitos que nos envían… Como dicen los británicos : ” There is no free lunch”.  Detrás de todo eso, hay trabajo.
Yo llevo desde los 14 años trabajando. DESDE LOS 14 . Y además he estudiado en la Universidad de Alicante e hice las prácticas en Londres. No es que quiera dar explicaciones a los haters. Sólo para aquellas personas que quieran informarse sobre mi vida. Y no ir a preguntar en los foros, que seguro que alguna buena persona cae ahí por equivocación.
¿Hay un nuevo trabajo que se llama ser influencer ? Sí. ¿ Parece que todos tengamos una vida maravillosa? Puede, pero os aseguro que hay trabajo detrás. Y obviamente no es tan duro como pueden ser otros trabajos. Pero también tiene cosas negativas.

La persona que esté fustrada con su trabajo, que intente mejorar, cambiar la situación o que sé yo, pero no ir a molestar a los demás. Hablo por compañeras a las que se les critica mucho y por mí cuando me toca.

El hecho que expongamos parte de nuestra vida no justifica los insultos o el mal critiqueo.
Actualmente tengo una hija a la que dedico mi día, mi trabajo que es hacerme fotos , contestar a los tropecientos emails que me llegan , subir las fotos cuidadosamente, y además shootings que aunque no los tenga todos los días, sí habitualmente y os seguro que no es 1 hora , sino muchas horas y en ocasiones agotador.
Nunca me quejo, afortunada me siento de poder dedicarme a algo que me gusta y además lo puedo compaginar a la perfección con mi vida personal.

Si vas a coger el teclado para criticar a alguien de forma negativa, sólo os diría una cosa, “Piensa en sus tus padres y luego en los suyos” ¿Les gustaría que a su hija/o le dijesen algo feo? Piensa en ellos. Y con eso lo digo todo.

Gracias a los que siempre estáis ahí con tanto cariño, que sois muchos.

 

Un abrazo enorme.

 

 

 


13 Comentarios

  • 1. Belén  |  6 noviembre 2018 - 17:30

    Totalmente de acuerdo contigo… Además lo trataste de una manera muy respetuosa.
    Feliz viaje a New York Ana, y encantada de seguirte desde México.

  • 2. Miryam  |  6 noviembre 2018 - 19:29

    Te aplaudo.Yo no tengo redes sociales pero jamas las utilizaria para faltar al respeto.Y en la vida diaria es lo mismo: haz algo bueno, trata con respeto y sino callate.

  • 3. Miss _cuchi  |  6 noviembre 2018 - 21:40

    Olé tu Ana! Divertida guapa y transparente! Total agree❤

  • 4. Alba  |  6 noviembre 2018 - 22:27

    Así de triste es Ana… Pero el tiempo pone a cada uno en su lugar.
    Soy maestra, madre de 4 hijos y estoy feliz con mi vida. De vuestro trabajo envidio la cantidad de ropa que podéis poneros y que os peinen y maquillen tan bien (me encantaría que me maquille un profesional) pero no me cambiaría por nada del mundo. Nada es lo que parece.
    Lo que me preocupa es salir el fin de semana y ver que los adolescentes sólo se entretienen haciéndose fotos con el móvil. Creo que las influencias tenéis que ofrecer una imagen completa, que somos algo más que ropa e imagen física. Muchas lo hacéis.
    Gracias por leerme,
    Tienes una hija preciosa.
    Besos

  • 5. Lidia  |  7 noviembre 2018 - 10:07

    Querida Ana, te sigo y me encantas y creo que tus palabras son muy correctas, yo he intercambiado mensajes contigo y siempre has tenido la amabilidad de responder, y siempre pienso que cuantos recibirás a lo largo del día. Es verdad exponéis vuestra vida pero si se hace con respeto que mal puede hacer a alguien, la gente que critica se aburre por todo en la vida y este medio es fácil me puedo esconder detrás de un nombre o perfil falso, yo creo que lo mejor es ignorarlos. Vosotras tenéis un poder como influencers y creo que debéis utilizarlo, que nos dais envidia? por supuesto no os vamos a engañar ja ja ja ropa, productos, viajes…es la vida ideal pero yo creo que detrás también debe haber cosas como que se te hará duro separarte de tu hija, de tu marido, de tus amigos. En fin que ole tú Ana sigue tan autentica por favor.

  • 6. Isa  |  7 noviembre 2018 - 10:31

    Hola Ana!! Totalmente de acuerdo con lo que acabas de expresar en este post. Es una pena que la gente se tenga que escudar detrás de una pantalla para lanzar la mala baba que tienen.
    En cuanto al mundo de las influencer en estos últimos años sigo a mujeres como a ti, honeydressing,Laura Escanes,Paula Echevarria,Trendy Taste,Lovely Pepa… y os considero mujeres trabajadoras unas teneis un trabajo otras varios pero lo que teneis en común es que os dedicais al sector de la publicidad y eso es un trabajo. No nos dejemos impresionar por otras cosas.
    Un saludo

  • 7. Berta  |  7 noviembre 2018 - 12:35

    Ana,

    Quedate con las criticas constructivas, esas que te hacen crecer y mejorar como persona y/o profesionalmente, el resto desechalo. No hay mayor desprecio que no hacer aprecio.

  • 8. Marta  |  7 noviembre 2018 - 13:40

    a mi lo que me sigue sorprendiendo es que siempre que alguien da su opinión crítica acerca de alguna influencer la respuesta es siempre la misma, que es una persona amargada, que no tiene vida propia, que es lo peor de lo peor, etc etc. Sólo se pueden dejar comentarios positivos alabando sin medida a la influencer en cuestión? A veces simplemente puede ocurrir que sigas o leas el blog o el IG de una influencer porque en general te gusta pero haya un día puntual en que no se esté de acuerdo o no te guste lo que ves o lees y simplemente das la opinión de forma correcta y educada, y entonces todo el mundo se te echa encima insultándote, criticándote, diciéndote que no des tu opinión… al final lo único que vale es el halago desmedido y no una crítica que cuando es constructiva, y sí, hay este tipo de críticas, puede servir para que la influencer en cuestión sepa que cosas gustan más o menos a sus seguidores.
    Y por favor, no, no estoy amargada, ni soy una envidiosa, ni tengo una vida vacia, sólo doy mi opinión que no siempre tiene coincidir ni con la influencer ni con sus seguidoras

  • 9. Lidia  |  7 noviembre 2018 - 16:28

    Estoy de acuerdo en que no hay que insultar, ni acosar, ni nada de eso, pero sí se debe poder opinar y un foro es un lugar donde se opina. Si se hace desde el respeto, no debe suponer ningún problema. Estoy de acuerdo con Marta. Y a veces se critica algo que no gusta desde el respeto y la educación y la respuesta es un bloqueo.

  • 10. ROSAG  |  7 noviembre 2018 - 21:39

    Este es un mundo muy peligroso, por eso yo no tengo ni Instagram ni Facebook y llevo mucho tiempo que no intervengo en ningún blog, hasta ahora, porque he acabado harta de los comentarios que se leen. Me parece una vergüenza que haya gente que se escude detrás de un aparato en el que no nos vemos las caras, y saque a pasear el monstruo que llevan dentro, son como los “Hulk” de las redes.
    Y yo soy de las que pienso como algunas han opinado, que no pasa nada por hacer una crítica lo más constructiva posible si no estamos de acuerdo con lo que estamos viendo o leyendo. Igual de mal me parece la gente que se dedica a insultar y a despotricar en redes, como las bloguers o influencers que sólo quieren oir cosas bonitas, aunque, si empatizo un poco, pienso que están en su derecho. Quienes somos para decir a los demás lo que tienen o no tienen que hacer con su propio blog?
    Si van a leer auténticas burradas, no me extraña que bloqueen la entrada de comentarios hirientes.
    A quien de nosotros nos gusta que nos digan las cosas de mala manera? Ni a nuestro mejor amiga/o lo consentiríamos, por encima el respeto y la educación. Por qué a otros tras la pantalla del ordenador o del móvil puedo soltar la lengua y decir lo que me plazca te hunda en la miseria o no? Cuantas personas habrá que piensen: “que se jo……….., ésta que se cree, la reina del mambo?”
    Ese tipo de personas yo no las llamo envidiosas, que seguro que lo son, yo las llamo infelices, que todavía es peor.
    Y por desgracia en éste país envidiosos y infelices hay por un tubo, y que peligrosos son. Una persona feliz con su vida no hace daño. Nos guste o no la bloguer o la influencer, antes de insultar, por qué no salir de la página, nadie nos obliga a leer ni a escribir. Es como la tele, a mí me puede gustar o no Sálvame, por ejemplo, pero no llamo a ninguno de ellos ni de la cadena y los pongo verdes, simplemente cambio el canal o me cojo mi portátil y navego tan agusto.
    La exposición en cualquier medio conlleva un efecto, pero no tiene por qué ser sangrante. Y desde aquí aprovecho para criticar a los que critican a la reina Letizia de la manera tan descarnada que lo hacen, sin temer consecuencias. No es muy santo de mi devoción, pero lo que leo me avergüenza y me entristece enormemente por la maldad que hay detrás. Nadie piensa en cómo le puede afectar a ella, que no deja de ser persona, y tiene familia. Como ella, todas las que nos abren cada día una ventanita de su vida o parte de ella.
    Me da una pena tremenda, porque esto ni es progreso, ni democracia ni derechos, esto es un despropósito enorme y me hace pensar que vamos para atrás de nuevo.
    Tristemente.

  • 11. Ana  |  8 noviembre 2018 - 18:05

    Yuosss pues yo las admiro y” envidio” ! Qué maravilla poder dedicarse a lo que uno quiere y disfrutar con lo que uno se gana la vida y poder conciliar vida laboral y personal!!! Además eres ideal mi hija! Ni casoooo…. a seguir así!!! Olé!!

  • 12. Alex  |  8 noviembre 2018 - 20:46

    Que bien dicho Ana.

  • 13. María  |  8 noviembre 2018 - 22:35

    La parábola de una familia y su burro

    Había una vez un matrimonio y su hijo de 12 años. Decidieron viajar, buscar trabajo en otros lugares y conocer mundo. Así que se fueron los tres con un burro que tenían.

    Al pasar por el primer pueblo, la gente comentaba:

    – Mira ese chico mal educado, él encima del burro y los pobres padres, mayores que él, llevándolo de las riendas.

    Entonces la mujer le dijo a su esposo:

    – No dejes que hablen mal del chiquillo.

    El esposo lo bajó y se subió él. Pero al llegar al segundo pueblo, la gente murmuraba:

    – Mira que sinvergüenza ese tipo, deja que la criatura y la pobre mujer tiren del burro, mientras él va muy cómodo encima.

    Entonces tomaron la decisión de subirla a ella al burro, mientras padre e hijo tiraban de las riendas.
    Al pasar por el tercer pueblo, la gente comentaba:

    – ¡Será posible!, pobre hombre, después de trabajar todo el día, debe llevar a la mujer sobre el burro. Y pobre hijo, ¡qué futuro le espera con esa madre tan egoísta!

    Se pusieron de acuerdo y decidieron subir los tres al burro, a ver si así dejaban de criticarlos. Pero al llegar al pueblo siguiente, escucharon a la gente decir:

    – Menudos bestias, ¿van a partirle la columna al pobre burro!, ¡cómo se les ocurre!

    Por último, tomaron la decisión de caminar los tres junto al burro. Pero al pasar por el pueblo siguiente no podían creer lo que las voces sonrientes decían de ellos:

    – Mirad a esos tres idiotas. Van caminando, cuando tienen un burro que podrían llevarlos.

    Hagas lo que hagas siempre te criticarán. Así que, nunca te preocupes por lo que digan los demás.

    ENHORABUENA!!! me encanta tú blog

Deja un comentario

Requerido

Requerido, (permanecerá oculto)


+ 5 = nueve

Hearst España S.L. (en adelante, Hearst España) como responsable del tratamiento utilizará los datos personales que nos facilites a través de este formulario para que puedas comentar en el blog y para cumplir con los requisitos legales aplicables, según se detalla en nuestro Aviso de privacidad.
Tus datos serán almacenados por el plazo legalmente previsto para este tipo de servicios. Si tienes cualquier consulta o duda, puedes hacerlo en cualquier momento enviando un mensaje de correo electrónico a privacy@hearst.es


Subscríbete a los comentarios vía RSS