Ana Albadalejo Blog

14 enero 2020

Bienvenida Gala

Buenos días y feliz año nuevo. Para mí ha empezado de la mejor manera posible. Como sabéis, Gala ha llegado como un rayo de luz. Estas navidades han sido diferentes. Por un lado, la alegría y la ilusión que Zoe ya se ha enterado de la magia que tiene esta época y eso me ha llenado a mí también de felicidad. Y, por otro lado, “la incomodidad” de la recta final del embarazo. Mucho dolor de espalda, cansancio y ardor. Esos tres ingredientes se juntaron e hicieron desesperarme más de la cuenta los últimos días. Creo que os voy a contar cómo fue el parto y así es una manera  que nunca se me olviden los detalles, por si la memoria me fallase alguna vez (nunca se sabe).

Tenía como  fecha el 4 de enero. Ese día ya hice una larga caminata para ver si Gala se animaba, pero nada. El día 5 me levanté con bastantes molestias, diría contracciones, pero de las dolorosas, aunque me tumbaba y se pasaban.  Era domingo, vísperas de Reyes y todo estaba muy tranquilo. De hecho, Zoe se fue con los 4 abuelos a dar un paseo. Aprovechamos para ir al médico pero me dijeron que me fuese a casa, que el parto estaba cerca pero no era inminente. Nos fuimos a dar un paseo y a tomar un refresco con unos amigos. Llegó la tarde y esas contracciones se hicieron más intensas. Volvimos al médico porque sentía que estaba cerca. Eran las 18h30. El ginecólogo me dijo que tenía que quedarme ya. En cuanto me dieron la bata de hospital para cambiarme, me puse a llorar. Entre emoción y nervios. Exactamente igual que me pasó con Zoe. Aunque la otra vez me temblaban las piernas, ahora estuve algo más serena.

Me pasaron a la sala de dilatación. Entró la matrona, una chica muy jovencita y muy amable, que me dijo que no sería ella la persona que me acompañaría porque su compañera entraba a las 20h y para esa hora aún no tendría a Gala. Mi grata sorpresa, es que la matrona que entró a las 20h era un amor, la mejor persona que podía acompañarnos en ese día. Matrona y auxiliares 10. Igual que la anestesista, porque sí, me puse epidural. Y os cuento un detalle, me dió más confianza cuando entró y se emocionó ella y me dijo “Ay, que bien, que te toca hoy conmigo, te sigo en las redes y me ha hecho mucha ilusión verte aquí”. El momento en el que entra la anestesista es un momento “serio”. No puedes moverte, es algo que hay que hacerlo bien. Por eso, me ayudó mucho que fuesen tan amorosas conmigo y tan amables y evadirme del miedo un poco.

Por supuesto gracias a  Juan Carlos, mi marido. Que estuvo haciendo su papel de apoyo, porque al final no pueden hacer otra cosa más que apoyarte, distraerte y darte fuerzas. Estuvimos muy tranquilos en la sala, dónde daría a luz. Nos dejaron una pelota, pusimos algo de música y me relajé un rato. De hecho, iba enviándole vídeos a mis amigas de cómo estaba.

A las 23h08 Gala llegó. Rápido y muy bien. Sinceramente yo sí sentí como llegaba, nada de tener todo el cuerpo dormido y no sentir nada.  Sí la sentía pero sin tanto dolor. Una maravilla. Llegó como un rayo de luz. Sana, rubita, blanquita y perfecta para nosotros. Era como un sueño. No me podía creer otro bebé entre mis brazos, mío. Magia pura. Mejor regalo de Reyes imposible. Regalo para toda la vida.

Pasamos la noche muy bien, piel con piel. No podía imaginarme otra cosa mejor. Tenía ya muchas ganas que Zoe viniese a conocerla. Vino a la mañana siguiente. Estaba muy contenta y emocionada. Diría que algo nerviosa también. Cosas normales. Una hermana no se tiene todos los días.

 

Estamos muy felices y adaptándonos muy bien siendo uno más en la familia.

Gracias a todas y todos por los mensajes en redes sociales tan bonitos , a mi móvil los más cercanos, étc. A penas he contestado a tod@s, lo haré poco a poco.

 

 

Un abrazo enorme

 


10 ComentariosEnviado por: Ana Albadalejo

17 diciembre 2019

Vestidos cómodos

 

Buenas, ¿qué tal estáis? Aquí todavía podemos ir sin medias durante el día. Los inviernos son muy templados, así que no me veréis con looks demasiado abrigados. Además, creo que en este embarazo estoy muy calurosa, a diferencia de lo friolera que suelo ser. La humedad en invierno no la llevaba bien pero ahora ni me doy cuenta.

Mañana hago ya el último viaje a Madrid para trabajar. Sólo faltan 2 semanas y media para dar a luz. Así que más me vale descansar ya. Tengo ganas de estar en casa los días de Navidad, tranquila. Obviamente no he organizado planes, porque nuestro plan es esperar a la pequeña de la familia. Zoe se da cuenta y tiene mucha ilusión por la llegada de su hermana.

Ya os iré contando qué tal todo.

El vestido es de Mango, de esta temporada. Los botines de Carolina Boix y el bolso de una marca alicantina que se llama Oliva and Tom.

 

Un abrazo

 

 


3 ComentariosEnviado por: Ana Albadalejo

9 diciembre 2019

Se avecina…

Buenos días, ¿Qué tal estáis? ¿Cómo va el puente? Aquí no es festivo, así que empezamos el lunes con muchas cositas por delante. Debería estar ya preparando las cosas para la llegada de Gala. Hemos sacado las cositas de Zoe de cuando era bebé pero nos hemos dado cuenta que casi nada le va a quedar bien de talla y más que nada porque Zoe nació en verano.

Supongo que con los segundos bebés todo va más con la calma. No puedo negar que este embarazo se me ha hecho larguísimo, o quizás más cansado. Sólo tengo que coger un poco de fuerzas para la recta final… Os iré contando como va todo, mientras tanto pasaré la Navidad en casita muy tranquila.

Unas de las cosas por las que me preguntábais el otro día en otra red social es qué cosas llevar al hospital para el nacimiento. ¡A mi casi se me ha olvidado!

Pero os hago una lista de lo que llevaré yo si no se me olvida nada.

Para ti:

  1. Los análisis en una carpeta. Yo he llevado el control en otro hospital diferente, por lo que es conveniente o casi imprescindible que tengan todo ese día. Por eso llevar los análisis y pruebas de control es necesario.
  2. Un pijama cómodo con ropa interior cómoda de recambio. El otro día visité Oysho y ahí hice la comprita para ese día.
  3. Más ropa para salir del hospital porque nunca sabes como estará la ropa con la que llegaste al hospital.
  4. Compresas especiales para cuando das a luz. En la farmacia se pueden comprar.
  5. Bolsa de aseo con lo imprescindible ( Cepillo de dientes, crema, champú…)

Para el bebé:

  1.  4 ó 5 bodies.
  2.  Un par de pantaloncitos.
  3. Un gorrito.
  4. Pañales talla 0. Pero ojo, no compréis muchos de esta talla porque sólo los utilizaréis una semana o dos como mucho.
  5. Crema de pañal.
  6. Muselinas /Mantita.

Creo que ya estaría lo imprescindible, pero desde luego que siempre es orientativo. Cada persona lleva unas cosas y no hay nada de vital importancia porque lo necesario te lo suelen ofrecer en el hospital.

Os dejo con esta canción de Devendra Banhart que me encanta y con este look y vistas cerca de mi casa.

Un abrazo

 

 


1 comentarioEnviado por: Ana Albadalejo

22 noviembre 2019

Por el barrio de Santa Cruz

Buenos días, ¿Qué tal estáis? Iba a decir que por fin viernes pero esta semana se ha parecido más bien a un fin de semana. He tenido poco trabajo, he estado muy relajada, que la verdad, lo necesitaba.

Está siendo un embarazo completamente diferente. Puede parecer lo contrario, pero estoy más casera que nunca. El hecho de vivir ahora en Alicante y no encontrarme tan ágil como con el primer embarazo, hace que no viaje tanto a Madrid que es dónde tengo el ajetreo. También me noto con las hormonas más dispares que antes, y por eso muchos días estoy enérgica y otros totalmente de bajón.  Es lo que tiene, y es la parte no tan buena que no cuenta todo el mundo. Alicante tiene una cosa buena y es  que el buen clima dura muchos meses al año, pero la parte para mí no tan buena, es que el invierno aunque aquí sea corto, es tan tan relajado que puedes llegar a aburrirte.

El año pasado, cogíamos coche, tren o avión para hacer cualquier escapada pero este año me va a tocar esperar un poco más. Estoy deseando que llegue el día, también me noto más ansiosa que nunca. Sólo tengo que esperar 6 semanas más que es la fecha prevista de parto.

Si tenéis alguna pregunta, duda o cualquier cosa podéis preguntármela en este post y el lunes tendréis todas las respuestas. Porque en ocasiones me lo preguntáis por privado, y de esta forma es más fácil por si se repiten las mismas cosas.

Os deseo buen día a todas.

Respecto al look, llevo vestido de Stradivarius, abrigo de Rails ,botines de Augusta y bolso de Fosco. Las fotos son en un bonito barrio de Alicante que se llama Santa Cruz.

Un abrazo


6 ComentariosEnviado por: Ana Albadalejo

14 noviembre 2019

Mañana beauty con Elle

¡Buenos días! ¿Qué tal estáis? Ayer prometí contaros la mañana que pasamos en Madrid de la mano de Helena Rubinstein y Elle. Nos prepararon una mañana beauty y tratamiento con la nueva gama de productos Prodigy CellGlow que deja una luminosidad, elasticidad y brillo en la piel increíble. El tratamiento fue en el Salón de Moncho Moreno en Madrid. El sitio es de esos que apetece quedarte todo el día. Y que bien me vino una sesión de este tipo ahora que tengo menos tiempo y me ocupo más de cuidar a los demás que a mí misma.

Estuve con mis queridas Laura y Miri, y después de dejarnos la piel nueva con el tratamiento nos fuimos a comer. Los días con ellas se me pasan volando y siempre aprovecho que tengo trabajo en Madrid para pasar el día entero con ellas.

 

Os dejo también con el look que tanto me preguntabais ayer.

La falda es de Zara, no es maternity por si preguntáis. El jersey de Mango pero no de esta temporada y las botas de Fosco de Merkal Calzados.

Un abrazo enorme.


2 ComentariosEnviado por: Ana Albadalejo

Post Anterior